5 productos de limpieza biodegradables y multiusos para ahorrar dinero y envases

5 productos de limpieza biodegradables y multiusos para ahorrar dinero y envases

Además del vinagre y del bicarbonato, hay otros productos menos conocidos a los que podemos dar muchísimos usos, ahorrando envases destinados a la limpieza de casa y a la colada. Te presentamos algunos que tal vez no conocías y que pueden usarse para mil y una cosas.

Ceniza en polvo

La ceniza en polvo, es un alternativa natural al uso de los detergentes. Se trata de un producto que usaban nuestras abuelas para lavar las prendas a mano, después de una elaboración. Se trataba en su momento de las cenizas que procedían de la chimenea, un material que de otro modo se hubiera tirado simplemente como cualquier otro material de desecho. Por ser un material tan sencillo, su precio es realmente bajo, por lo que supone un ahorro considerable respecto a otros detergentes. Se vende en caja de cartón en algunas tiendas de comida biológica.

Funciona muy bien para fortalecer el efecto del detergentes con ropa bastante sucia, eliminando también malos olores. Dos cucharadas soperas pueden ser suficientes para una lavadora. Se puede usar también para lavar a mano la misma cantidad por unos 5 litros de agua templada, idealmente dejando unos 30 minutos en remojo, y luego aclarar con agua. Es conveniente no usarla para prendas delicadas.

Algunas marcas lo aconsejan también como desengrasante para la vajilla (paellas muy engrasadas), dejando también en remojo unos 30 minutos y enjuagar con agua abundante.

Carbonato sódico

El Carbonato Sódico es una sal de sodio del ácido carbónico. Visualmente se parece muchísimo al bicarbonato, y también comparte con él algunas propiedades. El carbonato sódico es, sin embargo, mucho más corrosivo, por lo que la primera advertencia sería la de no usarlo nunca como producto alimentario. Es una sustancia sin embargo no contaminante, sin perfumes, colorantes, o tensioactivos, y es inodora.

Se puede usar para limpiar, desengrasar, para la limpieza del baño, o para potenciar los resultados del jabón de la lavadora. Contribuye a neutralizar los malos olores. Su coste además es bajísimo pues se puede utilizar sólo una pequeña cantidad y es muy eficaz. Es espectacular para limpiar las botellas de aceite por dentro cuando están oscuras o con las ollas de acero inoxidable quemadas.

Algunas de las excepciones en las que no debemos usarlo son: sobre madera, bañeras, tubos, hierro, aluminio, fibra de vidrio, o tejidos delicados. No usar mezclado con sustancias ácidas como vinagre o ácido cítrico, para no anular su efecto.

Nueces de lavado

Las nueces de lavado son en realidad frutos de el árbol Sapindus Mukorosi. Este árbol crece en India y Nepal y es también conocido como árbol del jabón. Lo que se usa para lavar en realidad son las cáscaras de las nueces, que se empaquetan en bolsas de tela y se comercializan así.

Estas cáscaras contienen una cantidad importante de saponina, con características detergentes, que se disuelve con el agua y se usa como jabón.

Para usarlas en la lavadora se colocan de 5 a 8 mitades dentro de una bolsita de tela que normalmente ya viene con la bolsa que se comercializa. Conviene usar agua como mínimo a 30 grados para que estén activas. Lo bueno es que se pueden reutilizar varias veces, no apelmazan la ropa, por lo que no se necesita suavizante. Para complementar cuando se desee la ropa blanca puede usarse un blanqueante ecológico llamado percarborato. Si se desea una ropa un poco perfumada se pueden añadir unas gotas de esencias al saquito de las nueces.

En este caso el producto es compatible con la ropa delicada y es apto para quien tiene problemas de la piel y ropa de bebé. Es muy económico, y totalmente compostable.

Se pueden reaprovechar las cáscaras para preparar un jabón multiusos para la casa, mezclando el líquido resultante con algún otro producto para limpieza natural, como el vinagre o el bicarbonato, siempre con cuidado con los ácidos si añadimos vinagre, según el material que tengamos que limpiar.

Ácido cítrico

El ácido cítrico es uno de los productos multiusos ecológicos que más funciones puede ofrecer.

Puede usarse como suavizante, abrillantador para lavavajillas, antical y desincrustante. ¿Qué más podemos pedir a un producto multiusos?

Es posible también encontrarlo al granel, por lo que supone un gran ahorro no sólo económico, sino también en envases. Es completamente biodegradable y natural, respeta nuestra salud y la del medioambiente.

Podemos aprovechar botellas de otros detergentes para preparar las diluciones, que cambian según el uso que tengamos que darle. Por ejemplo, la marca Greenatural, que lo comercializa en envases grandes y al granel, indica las dosis en sus envases para cada uso. 200 gramos son suficientes para preparar un litro de suavizante, 150 gr. para un antical, 200 para un desincrustante para la lavadora y el lavavajillas, y 150 gr. para un litro de abrillantador para el lavavajillas. Como veis, es posible ahorrar muchísimo dinero y un montón de envases de plástico.

Jabón rallado

Este es otro de mis productos favoritos, aunque en realidad es un producto que podemos realizar en casa de manera muy sencilla. Se trata de las escamas de jabón rallado procedentes de jabones naturales, y que también pueden ser multifuncionales.

El secreto de estos jabones es que se pueden diluir con agua caliente, y son válidos tanto para lavar la ropa en lavadora o a mano. Son perfectos también para el lavado de prendas delicadas. Algunos de ellos incluso se pueden utilizar para elaborar un jabón líquido de ducha o para jabón de manos.

Es posible encontrar algunas versiones como la de naranja de Greenatural, que pueden usarse también para el cuerpo, pues sus perfumes proceden de aceites esenciales naturales.

Al margen de la marca, buscad jabones sin todo lo que es conveniente evitar: perfumes sintéticos, colorantes, blanqueantes ópticos, sodium Laureth Sulfate, fosforo, o sustancias de origen animal o petroquímica. Vale la pena hacer un poco de investigación por nuestra salud y la del planeta.

Para saber más os dejo algunos artículos donde podéis encontrar información sobre los ingredientes en los productos de limpieza que es necesario evitar y porqué:

Revista CuerpoMente

Revista Opcions

Sostenibilidad cotidiana

Podéis ir cambiando nuestros hábitos con pequeños gestos, incorporando los cambios poco a poco. Una opción es investigar alguno de estos productos por separado y analizar sus ventajas.

Si os convence, podéis además convertir la experiencia en un conocimiento útil que ayudará al planeta, y cuyo efecto beneficioso crecerá exponencialmente si lo compartís con vuestros amigos y familiares.

Si trabajáis en una escuela o tenéis niños, incluso podéis involucrarles en la investigación y fabricación de los productos. Es posible crear proyectos educativos de promoción de la sostenibilidad cotidiana en los que unir exploración sensorial, matemática, química, economía y muchas más materias, con un poco de imaginación.

Sobre la autora

Maria Folch. Artista, educadora artística y asesora educativa para familias y escuelas formada en Crianza Positiva y Pedagogía Waldorf. Terapeuta de Flores de Bach y Reiki.  Divulgadora a través de este blog. Vive y trabaja en Reggio Emilia, Italia. 

Serviciosasesoramientos personalizados para familias y escuelas. Formaciones y talleres presenciales o virtuales para unir creatividad, educación y ecología.

Contacto: maria@mariafolch.com



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!