Jugar con agua en casa

Jugar con agua en casa

De todos los materiales naturales con los que pueden jugar los niños, uno de los más versátiles y amados es sin duda el agua. Un elemento tan esencial, que forma parte de nuestra vida cotidiana, que todos tenemos a disposición y que nos conecta, de algún modo, con una parte de nosotros y de la naturaleza.

Más allá de dejar jugar a los niños más pequeños con agua cuando se bañan, hay muchas otras actividades que pueden integrarse en el día a día, en situaciones muy distintas. El agua es un elemento que usamos en muchas actividades cotidianas como cocinar o limpiar, en las que a los niños les encantará participar, pero que puede estar presente también en actividades artísticas y experimentos científicos.

Vamos a explorar algunas posibilidades de juego y experimentación siempre desde una perspectiva del juego no contaminante y que permita la investigación y aportación activa del niño, en la etapa evolutiva en la que se encuentre.

Tareas domésticas de limpieza, reales o simbólicas

Hay muchísimas tareas domésticas que implican el uso de agua y en las que pueden participar los niños: fregar el suelo de una terraza, lavar platos en un barreño, regar plantas, limpiar una mesa, limpiar una bañera, unos cristales, etc. Es interesante poder dejarles «limpiar» incluso cuando son muy pequeños y se encuentran en la etapa de juego imitativo o simbólico. A esa edad el objetivo es que experimenten y se sientan partícipes de las actividades en las que participan los adultos, aunque el resultado a nivel de limpieza, obviamente, no se alcance.

Lavar una prenda en un barreño con agua y una pastilla de jabón

Otra de las tareas domésticas que se pueden encargar a los niños es la de de limpiar algo de ropa a mano. O bien unos zapatos con un estropajo. Cuando son muy pequeños se les puede dar la ropa de las muñecas para lavar, o unos trapos o telas de distintos tamaños y prepararles incluso un tendedero a su altura al lado del nuestro para que tiendan la ropa. Si en lugar de jabón líquido les ofrecemos la posibilidad de lavar con un jabón en pastilla, libre de químicos, la diversión estará asegurada. No os prometo que la pastilla no termine teniendo distintos usos diferentes al que le habíais asignado 😉

Pintar con jabón un espejo

Esta actividad puede es muy interesante, especialmente si se puede realizar con un espejo lo suficientemente grande que permita ver una parte del propio cuerpo. Podemos situar el espejo en vertical o en horizontal en el suelo, siempre acompañando al niño por seguridad. Podemos ofrecer un bol con agua y jabón que haga un poco de espuma y un sencillo pincel de medida lo suficientemente grande como para que el trazo sea visible. Podemos incluso combinarlo con el uso de pompas de jabón.

Pintar piedras o baldosas

La simple experiencia de aportar un bol lleno de piedras de río grandes, o de baldosas de cerámica, un pincel y un recipiente con agua, puede ofrecer una experiencia estética muy interesante.

Bañar a las muñecos y limpiar sus vestidos

El acto de bañar a los muñecos puede formar parte del juego simbólico de los niños. Si cuidamos los pequeños detalles, pueden disfrutar muchísimo. Podemos recortar unas pequeñas toallas o albornoces de la medida de los muñecos, proporcionar un pequeño peine, incluir un juguete para que el muñeco también juegue. Y así el niño repita las mismas acciones que vive en su vida cotidiana.

Juego de trasvase

El juego de trasvase de un recipiente vacío a otro es maravilloso para realizar como decíamos al inicio, en la misma bañera o en un barreño en otro contexto. Se les pueden ofrecer botes con diferentes oberturas, coladores, cucharas, esponjas…Bañar a los niños en barreños pequeños les suele gustar mucho, sobretodo si caben como para sentarse en ellos. Les puede gustar la sensación de sentirse recogidos y puede que alcancen un buen nivel de concentración. Si se les añaden algunos potecitos para llenar pueden pasar un buen rato entretenidos y relajados.

El juego del trasvase se puede realizar en muchas otras situaciones. Una de sus preferidas puede ser utilizando una mesa de agua. La mesa de agua permite experimentar el juego del trasvase en un espacio versátil, que promueve un juego distinto del que se lleva a cabo en la bañera.

Una posibilidad además de ofrecer distintos recipientes para traspasar el agua es dejar flotar algunos tapones de botellas y ofrecerles un cazamariposas para pescarlos. El juego de pescar les encanta, y se pueden pasar muchas horas con él.

Pompas de jabón gigantes

Para el juego con jabón podemos usar una mezcla de jabón para platos, agua y glicerina vegetal. Y para jugar con las burbujas podemos usar desde recipientes vacíos de spray, al clásico juego de soplar burbujas de pequeño formato, o probar otros elementos más caseros, como una raqueta vieja vacía.

Agua, cartón y papel

El agua puede utilizarse para pintar también sobre materiales en los que deja rastro. Uno de ellos puede ser el cartón. Mojando un pincel sólo con agua podemos dejar que se absorba. Los resultados cambiarán según el cartón, su gramaje, porosidad¡Nada más ecológico! Y cuando se seca, lo podemos volver a utilizar. Podemos observar también cómo va desapareciendo el dibujo a medida que se va secando, y si ha provocado marcas en él.

También podemos poner en remojo el cartón y ver cómo se reblandece, sumergiéndolo en un barreño pequeño o bien mojándolo con otros elementos, como un spray reciclado o una jeringa.

Podemos utilizar papeles previamente pintados, incluso dibujos viejos que no queramos conservar, sobretodo si están realizados con papel de gramaje ligero, para formar pelotas de papel, transformando así el papel en un material moldeable que puede dar resultados sorprendentes.

Agua, harina y arcilla

Otro modo de disfrutar de este precioso elemento líquido es variando su densidad con materiales biodegradables y naturales. Añadiendo algunas sustancias en polvo como la harina o la arcilla podemos crear una especie de pintura que puede utilizarse en sustitución de las pinturas químicas. Podemos colorearlas incluso con especias o colorantes alimentarios y jugar con su densidad.

Agua y experimentos

El agua es un medio a través del cual podemos realizar infinidad de experimentos sobretodo cuando la mezclamos con elementos líquidos de densidad distinta o elementos sólidos de distinto peso y/o consistencia. Podremos así investigar conceptos como la flotación, temperatura, evaporación, congelación, densidad, absorbencia, peso, color… En un post os hablábamos de las posibilidades del juego con hielo.

Ya contamos un día que a los niños les encanta preparar «sopas» con los elementos más variados cuando son pequeños, os lo contamos aquí. Cuando son más mayores, la misma voluntad de investigación puede utilizarse para realizar experimentos más enfocados a descubrir la interacción del agua con otros elementos. 

Es posible complementar las materias de ciencias con actividades experienciales, respetando la capacidad de los niños de sacar sus propias conclusiones y de hacer sus descubrimientos y sacar sus conclusiones, sin revelarles de antemano los principios detrás del comportamiento de la materia. Algunos ejemplos:

  • Mezclar agua con distintos tipos de líquidos como aceite o zumo.
  • Infusión de distintas hierbas aromáticas.
  • Elaboración de caramelo líquido casero con agua y azúcar.
  • Interacción del agua a distintas temperaturas con el hielo en distintos recipientes.
  • Evaporación del agua integrada en una mezcla de elementos como agua, sal y pintura.
  • Utilización del agua de cocción de alimentos para pintar, como espinacas, col o remolacha.
  • Observar la flotación de distintos materiales, construyendo barquitos de distinto tipo.
  • Diluir con agua distintos materiales artísticos poco convencionales como tinta o tizas.

Tenéis muchos más experimentos para aprender ciencias en esta web.

Como veis, el agua puede ser un elemento al alcance de todos, que puede ofrecer a los niños de todas las edades innumerables experiencias. Las combinaciones son infinitas, y las actividades en las que podemos usarla van desde la simple manipulación sensorial, al uso artístico, la investigación culinaria o científica. Los descubrimientos de los niños serán tantos, si no os asustáis por ensuciar un poco algunos espacios o a cambiar alguna camiseta. Vale la pena dejar que se relacionen con este maravilloso elemento presente en nuestro cuerpo y que tenemos en común también con el planeta Tierra.

Si te ha sido útil este artículo, o algún otro del blog, desde «Buy me a coffee» (invítame a un café) puedes apoyarlo con una pequeña cantidad equivalente al precio de un café. Contribuirás para que se sostengan las tareas de mantenimiento y elaboración de contenido, y continúe su labor de divulgación. ¡Mil gracias!

Buy Me A Coffee

SERVICIOS ASOCIADOS:

  • Talleres para grupos y consultas particulares para padres y maestros sobre juego infantil, organización de espacios, uso de materiales y actividades que cultiven la creatividad y a la vez sean respetuosas con el medioambiente.
  • Para conocer más servicios en relación con la creatividad y el crecimiento personal, podéis escribir a: maria@mariafolch.com

Maria Folch. Artista y educadora artística, terapeuta de flores de Bach y Reiki y asesora formada en Crianza Natural y pedagogía Waldorf. Formadora y divulgadora a través de este blog.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!