¿Navidad en Nueva York? ¡Reserva al menos un día para visitar el corazón de Brooklyn!

¿Navidad en Nueva York? ¡Reserva al menos un día para visitar el corazón de Brooklyn!

Brooklyn y NYC no son lo mismo. En Brooklyn podemos encontrar rasgos del NYC más conocido, pero posee una sorprendente personalidad propia. Vale la pena cruzar el puente de Brooklyn para descubrir sus secretos escondidos. Por ello, si estas navidades tenéis pensado viajar a Nueva York, os propongo una pequeña pero inspiradora selección de lugares, todos ellos situados en el corazón de Brooklyn, que llenarán vuestra Navidad de Arte, Belleza y Creatividad. Dejáos sorprender por la intensidad de su oferta cultural, la autenticidad de sus gentes y la variedad de sus paisajes urbanos. Estoy segura de que Brooklyn no os dejará indiferentes.

Central Library de Brooklyn. 10 Grand Army Plaza.

La entrada a esta biblioteca se encuentra justo en frente de la Grand Army Plaza. Más que una biblioteca debería llamarse “Centro Cultural”, pues entre las actividades que ofrece podemos encontrar desde una obra de teatro a clases para aprender tango en el hall. Es frecuente encontrar algún evento infantil o para familias, especialmente en fin de semana. Por su proximidad al Prospect Park y al Jardín Botánico, resulta también un excelente lugar para resguardarse del frío sin gastar ni un dólar!

 

Brooklyn Museum. 200 Eastern Parkway.

El Museo de Brooklyn cuenta con colecciones permanentes con obras de muy distinta temática, procedencia y antiguedad como arte egipcio, pintura europea, máscaras africanas, recreación de interiores de casas antiguas o fotografía. Sus exposiciones temporales tocan temas muy diversos, con artistas de reconocimiento internacional o local. Su amplio hall también alberga numerosos eventos musicales y actividades para niños. Por todo ello, el Brooklyn Museum es un punto de encuentro socio-cultural para todas las edades, y un museo destinado no sólo a ser “contemplado” sino también a ser “vivido”.

 

Brooklyn Botanical Garden. Tres entradas: 150 Eastern Parkway, 455 Flatbush Avenue, 990 Washington Avenue.  

Este jardín botánico es sin duda una de las joyas de Brooklyn.  Es todo un privilegio poderlo visitar en cualquiera de las cuatro estaciones. Las imágenes de sus árboles florecidos en primavera se han convertido en todo un emblema de Broooklyn. Sin embargo, resulta también muy interesante visitarlo en invierno, especialmente si está nevado, cuando el silencio de la nieve se convierte en toda una experiencia estética para aquellos que normalmente no convivimos con ella en nuestras ciudades de origen.

Prospect Park

Este extraordinario parque, diseñado por los mismos arquitectos del Central Park de Manhattan, es el orgullo de los brooklynitas, los cuales presumen de que se trata de una versión mejorada de este último. Un inmenso pulmón verde que hace de Brooklyn uno de los destinos más queridos por las familias. He aquí algunos ejemplos de lo que podéis hacer allí en Navidad:

– Patinar sobre ruedas o hielo en el Lefrak Center.

Esta pista de patinaje ha hecho que el parque gane aún más popularidad. El espacio está situado en una zona preciosa junto a un lago donde descubrir fauna y flora del parque, y al lado de una cafeteria y zona de picnic.

– Descubrir la fauna que vive en los alrededores del Audubon Center.

El Audubon Center es un centro de estudio de la naturaleza, ubicado frente a un pequeño lago. Una de las actividades preferidas de las familias es descubrir las distintas especies que configuran la fauna del parque. Se trata de una actividad de descubrimiento de la naturaleza realizada de modo totalmente respetuoso con los animales y apta para todas las edades. El Centro dispone también de un espacio interior con diversos materiales lúdicos y libros de temática ambiental. Habitualmente cierra el dos de enero, para abrir de nuevo en primavera.

– Jugar a “cocinitas” en la Lefferts Historic House.

Construida en una casa de una familia holandesa del siglo XVIII, la Lefferts Historic House es una pequeña Casa-Museo Histórica, cuyo comedor intenta reflejar cómo era la vida en aquella época. Hay a disposición de los más pequeños algunos elementos de juego para jugar a cocinitas como frutas, panes, verduras o platos. Los voluntarios atienden en todo momento las preguntas de los visitantes acerca de cómo era la vida en el Brooklyn del siglo XVIII. Habitualmente cierra el 31 de diciembre y no vuelve abrir hasta la primavera.

– Jugar en el parque Donald and Barbara Zucker Natural Exploration Area.

Este parque realizado exclusivamente con elementos naturales se construyó con una parte de los aproximadamente 500 árboles que cayeron en el Prospect Park durante el huracán Sandy.  Por su ubicación, constituye uno de los rincones para niños más tranquilos del parque a nivel visual y auditivo, en el que apenas puede escucharse ningún ruido de coches.

Tips para visitar el corazón de Brooklyn en invierno con niños

El tiempo

Nueva York tiene un tiempo muy cambiante, y resulta absolutamente imprescindible consultar la previsión del tiempo cada mañana. El frío,acompañado en ocasiones de viento, suelen caracterizar la Navidad de Brooklyn, pero también es probable que pueda nevar.

Ropa

La ropa adecuada para esta estación es ropa de mucho abrigo, y a poder ser adaptable a distintas temperaturas, pues la calefacción está extremadamente alta en los interiores. Es de especial importancia abrigar la cabeza, manos y pies, y que la chaqueta y los zapatos puedan ser impermeable por si llueve o nieva. Puede ayudar llevar camiseta, pantalones y calcetines térmicos o de lana, para ahorrar algunas capas de ropa.

Comida

Hay una gran oferta de restaurantes y cafeterías en los alrededores del corazón de Brooklyn. Sin embargo, considerad llevar siempre alguna bebida caliente en termo y algo de comer por si os perdéis por el parque o Jardín botánico, porque el frío consume muchas calorías y los niños lo notan enseguida.

Museos e instituciones

Comprobad los horarios, día de cierre, y día de gratuidad de las instalaciones antes de salir, así como las normas relacionadas con los niños, para saber si es posible entrar con comida o el cochecito. Consultad también la agenda de actividades y aseguráos, en el caso del Museo de Brooklyn, que el contenido de las exposiciones se adapta a la edad de vuestros hijos.

Servicios

Maria Folch. Artista, educadora artística, y consulente educativa. Nací en Barcelona, he vivido en Brooklyn dos años y medio. Desde hace tres años y medio vivo en Reggio Emilia, Italia.

Si vas a vivir en el extranjero con tu familia, puedo ayudarte durante el proceso de cambio. Es necesaria mucha organización y conocer bien las etapas que atraviesan los niños de las distintas edades durante un proceso de cambio de país para que la experiencia sea lo más agradable posible para todos.

Podemos concretar una sesión personalizada, por Skype o presencial, según tu ciudad de residencia.

Más información en www.mariafolch.com  y maria@mariafolch.com

Puedes seguirme en mis páginas de Facebook: MariaFolchArt y Ebeca.org



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!