«No culpes a nadie» de Pablo Neruda. Un poema para ser más libres.

«No culpes a nadie» de Pablo Neruda. Un poema para ser más libres.

Hace unos días he descubierto este poema de Pablo Neruda, casi por casualidad. Se tituta «No culpes a nadie», y nos invita a responsabilizarnos de nuestras vidas y a «actuar» con lo que tenemos para ser más libres.

El poema no sólo nos habla de responsabilidad personal, sino de nuestras elecciones.  Está claro que no decidimos todo lo que nos ocurre. Lo que sí está en nuestra mano, en cambio, es lo que decidimos hacer con lo que vivimos.

No existe crecimiento sin cometer «errores». Podríamos decir que los errores son algo así como la consecuencia de lo que sabemos hacer en cada momento. En ocasiones, es difícil admitir que sólo llegamos hasta donde llegamos. Si los miramos de frente, aprenderemos de ellos. Si los intentamos atribuir a otro o a las circunstancias, el aprendizaje que hubiéramos podido adquirir con ellos no se lleva a cabo. Y entonces somos nosotros los que perdemos.

Incluso cuando las circunstancias sean de lo más adversas, y no podamos hablar de errores, sino de extremas dificultades, podemos trabajar por aceptarlas y comenzar a construir nuevos caminos con lo que verdaderamente contamos.

Es necesario que aprendamos a reinventarnos cada día. Puede ayudarnos reservar cada día un poco de tiempo para conectar con nuestra esencia, con nuestra voz interior o consciencia. Así nosotros mismos seremos nuestros propios guías.

Aunque aceptar la realidad «tal como es» signifique tener que enfrentarnos a grandes retos, siempre es peor mirar hacia otro lado. Puede que sintamos que no tenemos suficientes fuerzas, y necesitemos ayuda. No seremos más débiles por pedirla, sino todo lo contrario. Ser responsables de nuestra propia vida no significa aislarse.

Porque cuando tomamos algunas decisiones en la vida, desconocemos las consecuencias que traerán. La vida custodia bien sus secretos hasta que estamos preparados para conocerlos. Si supiéramos todo lo que nos ocurrirá después de emprender un camino, tal vez evitaríamos algunos de los más difíciles. Precisamente algunos de los que más nos hacen crecer.

Neruda tenía razón: la culpa nos ata al pasado, y a una vida que no es la nuestra. Nos desvía de nuestro centro. Aprovechemos su invitación para sentirnos parte de la fuerza creativa de la vida, de la naturaleza, de su capacidad de regeneración,  y de su belleza.

Espero que os guste y os ayude a enfrentar con valentía las decisiones que hayáis tomado en vuestra vida, y a acoger con amor las consecuencias de las mismas. Y que las podáis acoger con la mirada tan limpia como la del amanecer de un nuevo día.

La familia y la escuela son lugares privilegiados para experimentar lo que significa reinventarse cada día. El trabajo con niños (y con otros adultos o  profesionales de la educación) nos obliga a trabajar con lo que tenemos, con la mirada limpia y sin culpar a nada ni a nadie. De otro modo, quienes sufrirían las consecuencias de nuestra falta de aceptación y presencia en la realidad serían los niños. Por suerte, ellos pueden ser nuestra fuente de inspiración y un motor que nos motive a mejorar día tras día.

Como dice Neruda, «Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar».

No nos encasillemos en los «siempre se ha hecho así». Ni entremos en luchas de poder con nuestras parejas o compañeros de trabajo por «tener razón». Hagámonos responsables de aquello que tiene que ver con nosotros. Ocupémonos de nuestra parte y veremos cómo tantos problemas desaparecen. Como decía Marshall Rosenberg, el padre de la Comunicación No Violenta: «¿Prefieres tener razón o ser feliz?».

¡Buena lectura!

 

«No culpes a nadie» de Pablo Neruda

Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tu has hecho lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo
y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte,
enfréntala con valor y acéptala.

De una manera u otra es el resultado de tus actos
y prueba que tu siempre has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro,
acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar
y que ninguno es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado
así como la causa de tu futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien no acepta situaciones,
de quien vivirá a pesar de todo,
piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo
y tus problemas sin eliminarlos morirán.

Aprende a nacer desde el dolor
y a ser más grande que el más grande de los obstáculos,
mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte
y dejarás de ser un títere de las circunstancias
porque tu mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida, ahora despiértate,
lucha, camina, decídete y triunfarás en la vida;
nunca pienses en la suerte, porque la suerte es:
el pretexto de los fracasados.

Igual te gustarán también estas reflexiones:

Victor Frankl y el sentido de la vida

Frases para vivir en el presente

Maria Folch. Artista, educadora artística y asesora educativa para familias y escuelas. Licenciada en Bellas Artes, especializada en Crianza Positiva y Pedagogía Waldorf. Terapeuta de Reiki y Flores de Bach. Organizo charlas y talleres para acompañar la creatividad de un modo holístico, entendida no sólo como aprendizaje de artes plásticas, sino como herramientas que contribuyan a un crecimiento personal. Divulgadora de nuevos modos de integrar la creatividad en nuestras vidas, familias y escuelas a través de este blog.

Puedes contactarme para consultas uno a uno o para talleres para grupos en: maria@mariafolch.com

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!