Pieles de naranja confitadas: una receta versátil y de impacto cero

Pieles de naranja confitadas: una receta versátil y de impacto cero

Me encantan las recetas que pueden realizarse con ingredientes sencillos y al alcance de todos los bolsillos, pero que además pueden considerarse impacto cero, porque no generan residuos.

Las naranjas, mandarinas y cítricos en general me apasionan. Me gusta todo de ellas, incluso la pieles, porque pueden convertirse incluso en materiales de juego para niños, tal como te cuento en este artículo dedicado a las ideas educativas que pueden realizarse con naranjas y mandarinas.

Hoy comparto contigo una receta que he comenzado a realizar varias veces durante la temporada de cítricos: pieles de naranja confitadas.

Son súper versátiles y duran muchísimo, ¡si resistes sin comerlas!. Algunas recetas en las que las he usado son: pastel de almendras vegano, roscón de reyes tradicional, flan de naranja, galletas de coco y naranja o cubiertas de chocolate.

La realización requiere un poco de planificación y tiempo, pero es sencillísima, y aunque en algunos blogs se aconseja seguir muchos pasos, he salido airosa con algunos pasos menos. Te aconsejo que hagas varias pruebas hasta que encuentres tu receta. Te cuento los pasos importantes a tener en cuenta.

Ingredientes

  • Pieles de naranja biológicas
  • Agua
  • Endulzantes: Azúcar de caña oscuro o blanco (según el color quedarán más o menos oscuras)
  • Opcional: sustituir una parte por fructosio, o stevia
  • Opcional: Zumo de naranja

(La proporción te la cuento en el paso a paso)

Paso a paso para confitar pieles de naranja

  • Deja las pieles de naranja cortadas por la mitad en remojo en agua, durante 24 horas para ir sacando el sabor amargo, habiendo quitado antes los restos de pulpa que pudieran quedar, y dejando buena parte de la parte blanca. Como flotan, si las pones en un bol, pon un plato encima para que queden sumergidas.
  • Al día siguiente, cambia el agua, y córtarlas a tiras, de la medida que desees.
  • Pon a hervir las cáscaras de naranja unos 5 minutos, y cuélalas, enfriándolas en agua helada, a poder ser incluso con algunos hielos. Luego cuélalas.
  • Repite la operación entre dos y cinco veces. Yo suelo hacerlo dos o tres, y quedan bien.
  • Después hierve las tiras de naranja en su mismo peso en agua y la proporción de azúcar que pienses que pueda ser adecuada para tu gusto.

  • Algunas recetas incluyen la mitad del volumen del agua en azúcar; otras la misma cantidad de agua que de azúcar y naranjas, y otras el doble. Yo he realizado la vía intermedia (misma cantidad de agua, azúcar y naranjas) y también un poco más de la mitad de azúcar que de naranjas y agua, y me han parecido perfectas.

  • También puedes sustituir una parte del azúcar de caña por fructosio u otro endulzante como la stevia. Ten en cuenta siempre el poder edulcorante de cada uno, y también el color. He propuesto estos dos porque son blancos y no modifican el color de la naranja.

  • De manera opcional puedes sustituir una parte del agua por zumo de naranja. Esta parte aporta muy buen sabor al resultado.

  • Pon en el fuego primero el agua y el azúcar o endulzantes, para que se disuelvan un poco. Luego añade las naranjas.

  • Hierve a fuego lento durante treinta minutos y luego deja reposar un mínimo de 30 y un máximo de 3 horas. Repite la operación dos o tres veces más, hasta que se evapore casi toda el agua, vigilando que no se peguen al final.

  • Saca las pieles de naranja para que se enfríen en una superficie a parte, y déjalas al aire para que se terminen de secar.

  • También de manera opcional, si ves que están demasiado húmedas, puedes ponerlas en el horno a bajísima temperatura, a unos 50 grados.
  • Si te han quedado demasiado amargas, puedes, antes de ponerlas en el horno, espolvorearlas con algunos granos más de azúcar o endulzante.

Por mi parte, te aconsejo que pruebes distintas cosas, porque dependerá del grueso por ejemplo de la parte blanca de la naranja, del tipo de endulzante, de la proporción del zumo de naranja, etc. el sabor final y la textura de las mismas. También tus gustos personales influirán. A mi no me importa que no sean extradulces, pero tal vez para otra persona es necesario que sí lo sean.

Seguí las indicaciones de varios blogs como Bajo una nube, pero cambié algunos aspectos, y me ha funcionado bien.

Yo de momento he hecho dos versiones, una clara y otra oscura, con más o menos azúcar y han sido un éxito en todas mis recetas. Van a pasar a ser una tradición de cada invierno, y un modo de tener algo a mano para realizar dulces caseros con un toque especial cuando llegan invitados.

Este tipo de recetas son además muy educativas para los niños, porque pueden ver todo el proceso de realización y aprovechamiento de comida en su propia casa. Todo un ejemplo de ecologia práctica que deja además un dulcísimo sabor de boca. ¿Qué más se puede pedir?

También puedes echar un vistazo a otras recetas de aprovechamiento en el blog como:

Crepes con pulpa de leche de almendras

Flanes con leche de almendras casera y melocotón

Crackers con restos de las verduras de la licuadora

Recuerda subscrirte al blog si no deseas perderte ningún post ni recurso gratuito.

¡Comparte si te han gustado las ideas de este artículo y piensas que pueden ser útiles para otros!

Soy Maria Folch, artista y educadora artística, licenciada en Bellas Artes, formada en crianza positiva, pedagogía Waldorf y con amplia experiencia como formadora y asesora para proyectos educativos y cooperativos para familias y maestros, integrando una mirada de creatividad sostenible en casa y en el aula.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

Accede gratis a este video al dejar tus datos

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!