Envoltorios sostenibles y creativos para regalos

Envoltorios sostenibles y creativos para regalos

Existen infinidad de cosas que utilizamos con una finalidad clara de tipo muy práctico y que cubren necesidades muy básicas: la comida para comer, la ropa para abrigarnos, etc. Es normal también que hayan otras cosas que compremos o usemos que cubran otro tipo de necesidades más secundarias, como los perfumes, accesorios, objetos decorativos, etc. Obviamente podríamos abrir un debate sobre si estas cosas, en algunos casos, tienen relación con una necesidad de bienestar y de estar contacto con cosas bellas y agradables, o son fruto de la creación de necesidades superfluas por parte de la publicidad o del contexto social.

Sin embargo, cuando se acerca por ejemplo la época de compras navideñas, hay un montón de pequeños objetos que se compran para obsequiar a las personas a quien amamos como los que comentamos en este otro post. Mi reflexión de hoy, sin embargo, no gira en torno a los objetos, o al precioso gesto de regalar, sino a los envases que los envuelven.

«¿Lo quiere para regalo?» Podría ser una pregunta habitual cuando se compra un regalo en cualquier lugar. En algunas tiendas hay incluso dispuesta una mesa o rincón en el que se pueden elegir los colores de los lazos, papeles, cajas y otros elementos para envolver el presente que queremos llevar a otra persona.

La pregunta que me viene a la cabeza es ¿por qué envolvemos los regalos? He hecho un poco de encuesta entre varias personas allegadas y las respuestas vencedoras han sido:«porque así el regalo es más sorpresa», y «porque el regalo envuelto es más cuidado, bello o elegante».

En ocasiones se puede dar la paradoja de encontrarnos ante regalos de escaso valor envueltos en brillantes papeles de oro, como si se quisiera aumentar por así decirlo su valor. El resultado es una especie de mentira evidente porque el vistoso envoltorio no puede cambiar la realidad del objeto una vez separado del mismo.

Haciendo un poco de investigación sobre la sostenibilidad de los papeles de regalo, he podido comprobar que son en sí mismos además un material controvertido.

En términos generales, los papeles decorados en colores metalizados no son reciclables, así como los que llevan purpurina o volúmenes en terciopelo. Cuanto más sencillo y crudo es el papel, más probabilidades tenemos de que sea biodegradable. Los materiales plásticos como redecillas o los lazos tampoco son reciclables. Estamos hablando de materiales de monouso que además no pueden usarse para nada más que para envolver.

Hemos de tener en cuenta que en épocas como la navideña pueden acumularse en la ciudad un tanto por ciento enorme de la cantidad de residuos totales del año. Está claro que es una tendencia que debería cambiar porque estamos hablando de contaminar con cosas que no se basan en una necesidad como hemos dicho básica y para las que hay alternativas. ¿Cuáles? A continuación algunas.

Alternativas a los papeles de regalo contaminantes

Volviendo a las razones que motivan a muchas persona a envolver los regalos, vamos a intentar encontrar alternativas a los mismos.

«Para que el regalo sea una sorpresa». A veces hacemos regalos a los demás «cuando toca» y no sorprendemos en días fuera de calendario. Tener algún detalle con una persona en un día fuera de los días más previsibles para regalar como cumpleaños y navidades, es realmente un modo de sorprenderla.

Y durante las fiestas como Navidad o Reyes, ¿para qué añadir más sorpresa a la que ya se crea? Encontrar los regalos debajo del árbol es algo precioso, sobretodo para los más pequeños. Como alternativa al papel de regalo es posible situar los regalos en lugares distintos, o bien cubrirlos con telas que cubran visualmente el regalo y que luego puedan ser reutilizadas para otros usos.

«Para embellecerlo». En este caso podríamos encontrarnos con que algunas personas realmente aman el arte, por así decirlo, de envolver regalos. En este caso, podrían realizarse envoltorios con materiales de distinto tipo, como papeles de periódico, revistas o flyers, restos de cajas de cartón, restos de ropa o tela antiguas, bolsas de cartón o papel, etc., decorados con elementos como lazos, cuerdas, trozos de elementos naturales como piñas, o ramas, pintados para conseguir preciosos efectos estétivos y cromáticos.

Los niños lo tienen claro: pueden transformar cualquier papel reciclado en un papel de regalo, basta darles algún material de arte y ellos mismo crearán un diseño precioso.

Todo en la vida puede ser transformado en un acto de creatividad, y si además ayudamos a contaminar menos el planeta, estaremos llevando a cabo una acción con sentido profundo para nosotros y para los demás.

El trabajo de reconsiderar los envoltorios puede ser un precioso trabajo de la clase de plástica con una utilidad real para los niños más pequeños o incluso fruto de un estudio sobre su sostenibilidad para los niños y chicos más mayores.

Para éstos últimos, utilizar datos muy impactantes y visuales pueden ayudar a comprender la dimensión del problema ecológico, como que en UK se publicó en 2015 que se estaban tirando 227.000 millas de papel de regalo. ¡Casi la distancia entre la Tierra y la Luna!

Otra opción que tenemos es la de envolver los regalos con objetos que en sí mismos también sean un regalo, creando asi envoltorios impacto cero.

Un ejemplo podrian ser cajas de cartón para almacenaje, bolsas de tela o cestos para guardar cosas.

Se podría incluso dar un paso más allá, como envolver con otros regalos: toallas, bufandas, camisetas, neceseres, etc. como he visto comentado en un blog llamado Medium. El regalo de este modo seria doble, y se mantendría todavía la emoción de la sorpresa.

Así pues las conclusiones que os propongo serían:
No usar papeles de regalo si no lo consideramos imprescindible
En caso de usarlos, elegir los que sean biodegradables, reciclados o reutilizables
Diseñar nuestros propios papeles de regalo con materiales reciclados
Crear o comprar envoltorios que en si mismos sean también un regalo

Y vosotros, ¿qué experiencias tenéis alrededor del papel y envoltorios de regalo? ¿Habíais pensado en estas alternativas, o utilizáis otras? Sería estupendo conocer vuestra experiencia. Si os ha sido de utilidad, compartid el post 😉

Links relacionados

Ideas de regalos con materiales reciclados

Artículo sobre envolver regalos sin papel

USA Today sobre el papel de regalo que se recicla y el que no

Servicios

Creación de contenidos curriculares que unan el arte y la ecología para centros educativos.

Consultas privadas para familias o profesores sobre creatividad infantil

Contacto: Maria Folch, artista, educadora artística y asesora educativa para familias y proyectos. www.mariafolch.com.

Email: maria@mariafolch.com

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!