Tres ideas de pequeños regalos reciclados

Tres ideas de pequeños regalos reciclados

Llevo días reflexionando acerca de la cantidad de objetos casi monouso que venden para niños y grandes. Algunos son catalogados como juguetes, otros como objetos de decoración, o de coleccionismo. Pequeños llaveros, juguetitos, cajitas, frecuentemente con escasa utilidad real, una vida útil cortísima, realizados con materiales en muchos casos contaminantes, no reciclables o reciclables en infinidad de años, o producidos en países lejanos, en ocasiones en condiciones de explotación laboral.

Cuando compramos estos objetos, sea para la decoración de casa, para regalar a otro, o como recuerdo o souvenir de un lugar que hemos visitado, tenemos la sensación, tal vez por su tamaño, de que no tienen un impacto real en el planeta, y de que por comprarlos no ocurre nada. Pero en realidad no es así.

Sin mencionar nombres ni marcas, pero me vienen a la memoria algunos pequeños objetos que periódicamente intentan ponerse de moda entre los niños para que todos absolutamente los compren. Suele tratarse de juguetes pequeños, de bajo precio y escaso valor educativo, aunque llamativos para ellos en algún sentido. Al cabo de un tiempo, una vez pasada la fiebre del “me lo compras”, desaparecen de sus prioridades porque realmente no respondían a una necesidad de juego básica, sino superflua. Lo malo de estos juguetes es que desaparecen de su foco de interés, pero no del planeta, pues es posible que se hayan vendido millones de ejemplares en todo el mundo y que los materiales con los que han sido realizados no sean biodegradables.

Como sabéis la filosofía del blog es reflexionar sobre los temas Educación, Belleza, Creatividad, Arte y Ecología, pero siempre compartiendo información relacionada y/o ideas, en positivo. Así que después de esta introducción que pudiera parecer negativa, paso a darle un giro constructivo al post.

Comparto pues con vosotros tres ideas de pequeños regalos para realizar con niños, tres alternativas al tipo de objeto anteriormente mencionado, y que pueden ser llevados a fiestas de cumpleaños o trasladados a contextos educativos. La mayor parte de los materiales son reciclados, y es posible crearlos incluso en versión impacto cero.

Libreta con fondo acuarelado y copo de nieve arcoiris

Estas sencillas libretitas están realizadas con un trozo de dibujo con acuarela que unos niños no deseaban conservar pues los habían realizado hacía mucho tiempo. Es posible reutilizar algunos papeles de dibujos que han sido descartados por sus autores en casa o en las aulas y que no se deseen conservar, para realizar con ellos preciosas manualidades. Me parece un modo muy poético de dar un uso constructivo a un error y de transformar el pasado.

Al fondo acuarelado se ha añadido un trabajo sencillísimo de hacer, un copo de nieve, dejando creatividad al niño para realizar su propio diseño. El papel del copo de nieve procede de folletos reciclados, que conservan aún una parte blanca.

Para realizar el copo de nieve, es necesario en primer lugar recortar un cuadradito y pintarlo de colores, con simples materiales secos como lápices de madera o ceras. El papel del folleto en este caso es de poco grosor y no aguantaría el agua, por lo que se ha optado por no decorarlo con pincel.

Para continuar con la decoración del copo de nieve es suficiente cortar una redonda, y doblarla varias ocasiones, hasta que quede una forma parecida a un cono de helado. Después es necesario realizar algunos cortes en algunos puntos, sin que se pierda la forma del cono.

Luego cuando se despliega, la unidad circular se mantiene pero presenta preciosos agujeros simétricos, si los pliegues han sido equidistantes. Incluso si no lo son, el resultado es siempre bello. En algunos casos entre los que podéis observar en las fotografías se han realizado sólo algunos cortes, a veces en forma recta o curva, y el resultado final se acerca más a una flor que a un copo de nieve. Aunque la técnica es la misma, la forma resultante es siempre sorprendente y depende el número de pliegues, y de cómo sean los cortes.

Para pegar el copo de nieve en la tapa, puede hacerse con pegamento o usar el típico engrudo, un pegamento casero realizado con agua y harina que nuestros padres utilizaban en las escuelas, que funciona perfectamente para este tipo de manualidades con papel.

Si queréis conseguir que la libreta sea impacto cero del todo, podéis usar para su interior hojas recicladas, de impresiones que no os han salido bien, y aún mantengan bastante blanco para que puedan ser usadas para dibujar. También podéis usar restos de una libreta vieja, cuando os quedan pocas hojas, o de una agenda antigua.

Para atar las hojas es necesario simplemente hacer agujeros en medio con un perforador y atarlas con un simple lazo realizado con lana.

La libreta resultante no es un mero objeto decorativo, es utilizable como tal y tiene el gran valor de ser un objeto realizado a mano, artesano y personalizado.

Caja con concha decorada

  

En este caso las cajitas están realizadas con restos de un cartel gigante de un supermercado, que por un lado era de un precioso color azul. Para su realización hemos seguido un sencillo modelo de papiroflexia que es posible realizar con niños a partir de 7-8 años, que necesita sólo un par de cortes y dos cuadrados de papel de 15 y 17 centímetros respectivamente, para que la caja cierre. Antes de doblarlos, los papeles han sido pintados libremente y decorados con ceras de colores.

Para el interior se ha utilizado pasta de sal  realizada con agua, sal y harina, una concha y pinturas a la témpera. Es un regalo que es necesario hacer con una cierta antelación, en diversas fases, pero cuyo resultado es muy sugerente y deja libertad a quien lo realiza, pues es posible hacer infinitas variaciones de color, tamaño y forma.

Con la masa de pasta de sal se puede realizar una sencilla forma manualmente, como si fuera una pequeña galleta, y colocar en medio la concha. O es posible dar rienda suelta a la imaginación y crear otro tipo de formas. La concha de en medio no está pegada, está simplemente hundida dentro de la masa, y se ha sostenido bien. Una vez realizadas todas las galletas con la concha, se han dejado secar al aire y al sol durante varios días, girándolas de vez en cuando.

Una vez secas las piezas, han sido pintadas con sencillísimas témperas al agua con pigmentos naturales. En este caso no han sido barnizadas, pero podría haberse usado un barniz u otro material protector.

Lo bonito de esta actividad es que requiere planificación, espera y permite desarrollar distintas habilidades. El resultado es vistoso y alegre y puede recordar a un fósil. Además de ser decorativo, puede ser utilizado como un pisapapeles para que no vuelen los papeles de encima de la mesa.

Ceras recicladas multicolor

Esta tercera actividad os la conté en este post , pero me gusta recordarla.

Se trataría de realizar unas ceras en casa derritiendo en el horno a 180 grados los restos de ceras pequeñitos que van quedando con los que ya se hace difícil dibujar en moldes de silicona o similar. Las ceras resultantes son también utilizables, así que más allá de su aspecto decorativo, son funcionales.

El resultado es sugerente, y también permite variaciones de forma, tamaño y color. Es un regalo absolutamente impacto cero y que los niños valoran muchísimo.

  

 

Estos tres regalos pueden suponer una lección de ecología práctica y de aprovechamiento de recursos para los niños, pero no sólo. También ofrecen a los niños vivir la experiencia de hacer cosas con sus propias manos, que tienen una utilidad, en la que han podido tomar decisiones, y han sido partícipes de un proceso que va desde la ideación, la búsqueda de materiales, a la creación.

Y termino el post añadiendo algunos datos que espero que puedan ser de utilidad a la hora de elegir juguetes para los niños. Si alguna vez decidís optar por juguetes de plástico, tened en cuenta no sólo el tema del reciclaje, sino también la toxicidad. Los motivos para intentar evitar el plástico siempre que no sea necesario son infinitos, pero hemos de tener en cuenta que entre ellos se encuentran los motivos relacionados con la salud.

En este artículo sobre seguridad de los juguetes, podéis leer cuáles son los materiales a evitar en los juguetes de plástico para que sean seguros para vuestros niños.

Evitad los siguientes materiales, sobretodo para bebés que se llevan todo a la boca, pues pueden ser tóxicos: PVC, BPA y phalatos.

Lo mejor es, en el caso de elegir plástico, que sea reciclado, para que le demos una segunda vida a los objetos… ¡y si es posible muchas más! Podéis buscar en tiendas de segunda mano o mercadillos, o intercambiar con otros amigos los juguetes. No es necesario adquirir más plástico, hay muchísimo que aún se puede utilizar en el planeta. Por suerte hay muchos proyectos que están comenzando a construir espacios para compartir juguetes como los que se usan para jugar con la arena. Aquí tenéis un ejemplo 

Y por último, y para acabar con todavía más optimismo el artículo, os presento a Boyan Slat, un jovencísimo inventor y emprendedor que está limpiando el mar con un sistema revolucionario, y que añado a mi lista de héroes del medioambiente 

Boyan Slat, descubrió mientras buceaba que algunas zonas del mar habían más plásticos que peces. Es el fundador del proyecto The Ocean Cleanup y con sus sistema de limpieza basado en las corrientes marinas, podrian limpiarse la mitad de los plásticos de la isla de desechos del Pacífico en unos 5 años a un coste bajísimo.

¿Necesitamos más información para cambiar nuestro modo de consumir? Podemos transformar nuestros viejos hábitos en acciones creativas, y aprovecharlas para crear en nuevas oportunidades de aprendizaje, con la información adecuada y sobretodo si nos ponemos en juego y transmitimos a los demás nuestra voluntad de cambio.

Información relacionada

Boyan Slat
The Ocean Cleanup

Servicios

Asesoría sobre recursos creativos e impacto cero para profesores de escuela de infancia o primaria y para familias.

Creación de contenidos curriculares para escuelas que relacionen el Arte con otras materias.

Contacto y consultas: maria@mariafolch.com



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!