Ideas educativas para aprender y disfrutar con naranjas y mandarinas

Ideas educativas para aprender y disfrutar con naranjas y mandarinas

Cuando llega el frío los cítricos también llegan a nuestras casas. Sus propiedades y sus vitaminas nos protegen y alimentan pero también nutren nuestros sentidos. Podemos aprovechar estos maravillosos frutos para realizar actividades en casa y en la escuela para niños de todas las edades. Así pues, aquí va una lista de ideas educativas para aprender y disfrutar con las deliciosas naranjas y mandarinas.

Pieles secas de mandarinas como material de juego

¿Habéis oído hablar alguna vez de la arena de mandarinas? Es muy fácil de realizar y es un material manipulativo fantástico para los más pequeños. El proceso de realización es muy sencillo.

En primer lugar, hay que secar las pieles. Si tenéis un deshidratador las secaréis de maravilla. Sino, hay otras opciones sencillísimas. Durante el invierno, si tenéis calefacción podéis poner un platito abierto encima del radiador e ir secando las pieles encima, sin apilar mucha cantidad para que no se pudran. De este modo, se secan en pocos días de manera natural.

En segundo lugar, es necesario triturar las pieles cuando están completamente deshidratadas, para que no creen moho. Podéis realizar el triturado con el utensilio que tengáis a mano. Yo tengo un molinillo de café viejo que uso sólo para manualidades y que es un gran aliado desde hace años.

Yo la he usado siempre con consistencia es arenosa y seca. Si deseáis en cambio una consistencia un poco más densa y mojada, encontraréis otras versiones en las que se añade un poco de agua y aceite vegetal. En las fotos os muestro la versión «seco-arenosa».

La arena de mandarinas puede conservarse mientras hace frío durante meses, luego es conveniente rehacerla cada año porque en verano al ser un producto orgánico comienza a crear las típicas mariposas. Depende la temperatura del lugar. Igualmente me gusta renovarla porque cuando es nueva tiene muchas más cualidades olfativas.

Podemos también usar las pieles secas sin triturar para combinarlas con materiales como la pasta de sal casera como proponíamos en este post sobre cómo realizar pasta de sal y usarla con materiales zero waste.

naranjas y mandarinas

Los niños disfrutan mucho con estos materiales que permiten muchas posibilidades y variaciones en el juego. Promueven la experimentación y conocimiento a través de su manipulación incluso en los niños más pequeños.

Crear productos de limpieza caseros

A los niños les encantan los experimentos, y este que nos trae el blog de Crianzaenverde es ideal para ver un proceso de fermentación a nivel experiencial. Con simples pieles de naranja, agua, y unos días de espera, podemos crear un detergente multiusos que podemos usar para la limpieza del suelo, encimeras, o platos (y que algunas personas usan incluso como champú), que no contamina el planeta y que tendremos la satisfacción de haber fabricado nosotros mismos.

Foto de Crianzaenverde.com

Este tipo de actividades son ideales para realizar con los niños, incluso chicos mayores. Y es que todo depende de cómo relacionemos estos contenidos con otras materias. Por ejemplo, un experimento tan simple como éste nos puede dar pie a estudiar cómo se produce un proceso de fermentación, qué composición tienen los jabones químicos, cuál es el proceso de la saponifiación, o se puede incluso crear una campaña de sensibilización en la escuela, estudiando el impacto del plástico en el centro educativo, etc.

Depende de nuestra imaginación y creatividad el poder convertir la ecología en algo interesante, divertido y sobretodo útil. Incluso cuando los niños son demasiado pequeños para estos contenidos, simplemente viéndonos fabricar estos productos, y participando en su realización estamos ofreciendo un modelo que seguramente repetirán con el tiempo, estamos contribuyendo a un cambio cultural de nuestros hábitos de vida y de compra significativo.

Decoraciones caseras y perfumes

Podemos también usar las naranjas enteras a rodajas no muy gruesas para secar en el radiador tan como hemos indicado con las pieles y usarlas como decoración en centros de mesa, regalos, árboles de navidad, etc. En este post sobre decoraciones navideñas tenéis estas y más ideas.

También podemos coger una naranja entera y llenarla de clavos de olor para perfumar una mesa de cocina o decorar alguna estantería.

En la cocina

En ocasiones buscamos actividades creativas para realizar con los niños e invertimos tiempo y dinero en hacer cosas súper originales, olvidando el potencial creativo y educativo que tenemos a nuestro alcance en el ámbito culinario.

Seleccionando productos biológicos y aprovechando todas las partes de un alimento (el jugo y la cáscara) les enseñamos de manera creativa ecología, economía y recursos gastronómicos y de cultivo de la salud.

Aquí tenéis una lista de ideas/recetas para realizar con naranjas y mandarinas y con sus pieles que pueden adaptarse a muchísimos contextos.

  • Realizar un simple zumo, batido o un helado de hielo.
  • Usar el zumo y la cáscara rallada para una receta dulce de galletas o pasteles.
  • Usar el zumo de estos cítricos para mezclar en vinagretas y salsas.
  • Dejar macerar las pieles de mandarina dentro de aceite de oliva o vinagre para aromatizarlos
  • Fabricar piel confitada, para usarla en recetas caseras. Podemos incluirlas en recetas de pasteles y galletas, chocolate caliente, infusiones, o bañarlas en chocolate caliente para realizar bombones rellenos.

Muchas de estas experiencias pueden formar parte de contenidos transversales que unen conocimiento, experiencia y actividades grupales que refuerzan vínculos y crean una sana cultura de la comida. Si nosotros valoramos la potencialidad de estas actividades, comprendiendo su gran valor educativo, esa mensaje llegará a nuestros alumnos. Ellos están deseosos de compartir y aprender, pero también de sentir que contribuyen a la comunidad a la que pertenecen.

Algunos ejemplos de actividades para niños/chicos más grandes que se pueden realizar en paralelo a actividades culinarias con naranjas:

  • Estudiar el tema del despilfarro alimentario.Realizar un mapa de la procedencia de las naranjas que venden en los comercios.
  • Conocer al agricultor que las cultiva y sus condiciones de vida.
  • Analizar el contenido de los ingredientes de los zumos artificiales.
  • Estudiar el impacto de los envases de los zumos envasados o envases de presentación de fruta.
  • Invitar a un experto sobre alimentación para explicarnos los efectos sobre nuestra vida emocional  de la ingesta excesiva de azúcares y la diferencia con los dulces sanos.
  • Organizar un intercambio de conocimientos culinario involucrando a las familias sobre estos cítricos.
  • Realizar un pequeño libro/revista sobre todo lo aprendido sobre estos frutos a 360 grados, con ilustraciones hechas a mano.
  • Inventar e ilustrar un cuento sobre el viaje de una naranja o similar.
  • Organizar una captación de fondos con productos realizados con naranjas para sostener la escuela o un proyecto social, realizando incluso los folletos informativos.

 

¿Qué os parecen todas estas actividades? Tenéis muchísimas posibilidades para entrelazar conocimientos de modo de tengan un sentido no sólo para el niño sino para toda su comunidad educativa. Es posible realizar actividades que unan la vida familiar y escolar, y que a la vez tengan en cuenta los retos y necesidades de nuestro tiempo. La creatividad tiene que ser cada vez más, una creatividad sostenible con las necesidades del planeta y que cuide al ser humano en toda su complejidad.

¡Comparte si te han gustado las ideas de este artículo y piensas que pueden ser útiles para otros!

Si te ha sido útil este artículo, o algún otro del blog, desde «Buy me a coffee» (invítame a un café) puedes apoyarlo con una pequeña cantidad equivalente al precio de un café. Contribuirás para que se sostengan las tareas de mantenimiento y elaboración de contenido, y continúe su labor de divulgación. ¡Mil gracias!

Buy Me A Coffee
SERVICIOS ASOCIADOS

Si deseas descubrir cómo realizar actividades educativas en familia o en la escuela, basadas en la ecología pero además usando la creatividad, puedes escribirme a maria@mariafolch.com

Organizo talleres y asesoramientos para padres y maestros para compartir recursos prácticos basados en la creatividad, el arte y la sostenibilidad.

Podemos vernos en Reggio Emilia, Italia (donde vivo actualmente), en Barcelona (mi ciudad natal, donde paso varios meses al año), o alguna otra ciudad española. O bien contactar vía videoconferencia. ¡Tu elijes!

Soy Maria Folch, artista y educadora artística, licenciada en Bellas Artes, formada en crianza positiva, pedagogía Waldorf y con amplia experiencia como formadora y asesora para proyectos educativos y cooperativos para familias y maestros.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!