Entrevista a Karen, fundadora de “otra” Food Coop de Nueva York en Lefferts Gardens, Brooklyn

Entrevista a Karen, fundadora de “otra” Food Coop de Nueva York en Lefferts Gardens, Brooklyn

Nueva York es sin duda alguna fuente inagotable de inspiración. La cantidad de proyectos y personas que es posible descubrir no deja de sorprenderme. En otros posts anteriores ya os he hablado del proyecto cooperativo Park Slope Food Coop (PSFC), un supermercado cooperativo nacido en 1973 en el corazón de Brooklyn.

Park Slope es un barrio culturalmente muy activo y con gran fama entre los habitantes e incluso turistas. Pero no es el único barrio de Brooklyn en el que se están “cociendo” proyectos interesantísimos. Al otro lado del Prospect Park, hay otro interesante barrio en plena transformación: Prospect Lefferts-Gardens. En él existe una pequeña cooperativa de consumo nacida en 2014 inspirada en el modelo de PSFC que hoy os quisiera descubrir a través de su fundadora, Karen.

Gracias a Karen conoceremos cómo es la vida en un barrio muy próximo al de Park Slope pero muy distinto socio-culturalmente, y que está en pleno proceso de transformación. Si os interesa conocer la Nueva York no turística, os atrae el mundo de las cooperativas de consumo, o sois fans de proyecto PSFC, no os la perdáis. Karen es una joya de incalculable valor, una transformadora social nata, una líder con una increible mezcla de humildad, valentía, paciencia y eficacia. Estoy convencida de que su experiencia puede ser de utilidad para algunos de vosotros.  Y sin más preámbulos, os presento a Karen.

Karen, ¿cómo te gustaría ser presentada?
Soy una residente en el barrio de Prospect Lefferts-Gardens, en Brooklyn, Nueva York. He vivido en este barrio durante 13 años. Vivo con mi hijo de 8 años y mi marido, varios gatos, así como pollos y abejas. Como trabajo, soy diseñadora gráfica en Nueva York. La mayoría de mis clientes son organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en derechos humanos y justicia social, y trabajo en proyectos públicos alrededor de cultura, habitaje justo y salud mental con uniones y pequeñas empresas. También he comenzado y dirijo un programa de Apoyo a la Agricultura Comunitaria en mi barrio de Prospect Lefferts-Gardens que ayuda a 250 unidades familiares. Y finalmente, dirijo y gestiono el diseño de un jardín escolar en East Village.

¿Cuándo conociste la Park Slope Food Coop?
Me trasladé de NY a Maine en 2003. Tan pronto como me fui allí descubrí que había una cooperativa y me uní a ella. En Maine, vivía en un área rural y no sabía dónde comprar comida en la ciudad.

¿Desde cuando has sido miembro de la PSFC?
Desde 2003

¿Cómo comenzaste con la idea de crear una nueva Food Coop en el barrio de Lefferts-Gardens?
Comencé con otro vecino un Programa de Apoyo a la Agricultura (CSA) en PLG. La gente quería acceder a más cosas como lácteos, queso y huevos y fue un reto encontrar agricultores y crear la logística y temas administrativos que añadieran más vendedores al programa de ayuda. Además, algunas cosas como la leche o el queso no están ligadas a una estación como las verduras, son algo que compras normalmente en una tienda de comida durante todo el año. El Grupo de Apoyo a la Agricultura, funciona sólo con voluntariado. Cada miembro tiene que trabajar una cierta cantidad de horas para ayudar a distribuir las verduras, y no hay trabajadores remunerados. Por lo que la idea de tener una cooperativa en la que ofrecer otros productos como cereales, aceites, pasta, o frutos secos, tenía sentido.

¿De qué modo la PSFC apoya la creación de nuevas cooperativas?
Ellos permiten a los miembros de la PSFC trabajar sus turnos en otras cooperativas que usan el mismo sistema de trabajo y obtienen créditos para la PSFC también. De este modo se puede ser socio de dos cooperativas al mismo tiempo, pero trabajar sólo una vez, y obtener crédito para las dos. Tienen un programa de apoyo, pero es difícil obtener los fondos de él.

¿Porqué piensas que el vecindario de Lefferts-Gardens podría ser un lugar adecuado para abrir otra Food Coop?
Prospect Lefferts Gardens es un lugar ideal para abrir una Food Coop. Es muy residencial. Hay una buena mezcla de propietarios e inquilinos y muchos edificios de apartamentos para pequeñas unidades familiares. Hay un hospital y un instituto muy cerca. Hay una gran cantidad de habitantes de color y caribeños. La cultura caribeña come mucha fruta y verdura fresca. Muchas familias cocinan en casa pero no hay muchas opciones de restaurantes en este momento. También, porque debido a la densidad residencial, no hay muchas tiendas de comestibles, aunque sí pequeños puestos de fruta y verdura.

¿Fue difícil encontrar apoyo en el vecindario y hacer comprensible el proyecto?
No fue difícil obtener apoyo, pero fue un reto y lo continúa siendo, involucrar a la gente en un proyecto a largo plazo que incluye toda una comunidad. Al final, se trata de un negocio, pero con mucha gente como propietarios, en lugar de con sólo dos o tres personas. Las cooperativas, en mi opinión, son un reto, porque todo el mundo es propietario. Cuanto más grande es la cooperativa, más personas son responsables de sus éxitos y fracasos y más voz han de tener en ella. El problema es que cuando todos son responsables, al final parece que ninguno está a cargo real de la misma. La comunicación es muy difícil porque no se está sólo comunicando con un socio, sino que hay que hacerlo con 20 o 60 personas para estar seguros de que las cosas están siendo realizadas apropiada y consistentemente.

En términos de comprensión de lo que es una cooperativa, hay algo que realmente es un reto en los Estados Unidos. La gente no entiende, o no sabe, que una comunidad puede ser propietaria de un negocio y tener control sobre lo que vende o hace. Mucha gente va a trabajar, tienen un jefe y son parte de una gran corporación y puede que no tengan ni siquiera relación con el propietario. Entonces, cuando explicamos a la gente que pueden ser propietarios de un negocio y trabajar para hacer que sea exitoso, y comprar la comida en su propio negocio, es un concepto para el que la gente siente que no tiene tiempo en el que invertir.

¿Cuánto tiempo empleaste para abrir la Cooperativa al público?
La primera reunión para hablar de lo que era una cooperativa fue en otoño de 2009, sólo con un grupo de gente. Esa gente nunca se involucró, por lo que empleé al menos un año convocando reuniones para residentes para investigar si había suficiente interés en abrir una Food Coop. Entonces empleamos un año o dos para planificar como deberíamos hacerlo, encontrando más gente interesada, y haciendo investigación. Entonces comenzamos un Club de Compra donde pudiéramos poner en un pedido grupal compras al granel de un distribuidor para ver cómo podía funcionar. Utilizamos mi casa en distribuciones de comida cada dos semanas. Finalmente encontramos un local para la tienda y pasamos varios meses limpiándolo y renovándolo, hasta que finalmente abrimos en Noviembre de 2014.

¿Cuántos miembros teníais cuando finalmente abrísteis?
Teníamos alrededor de 50-75. Eran probablemente pocos, pero sentíamos que si no abríamos, no lo haríamos nunca.

¿Es muy distinta la oferta de productos de la PSFC de la de vuestra cooperativa, la Lefferts Food Coop? Y si lo es, ¿cuál es el motivo de la diferencia?
Ofrecemos mucho menos producto que la PSFC. Tenemos una décima parte del espacio de la PSFC y actualmente somos sólo 125 miembros. Cuando aprendimos acerca de la historia de la PSFC, vimos que somos exactamente los mismos que eran ellos hace 40 años, cuando aún tenían que desarrollarse. Ofrecemos cosas parecidas porque la oferta está en relación con lo que se puede encontrar en NYC. No hay muchas opciones y éstas están controladas por pocas compañías. Obtener comida físicamente con un camión es un reto, por lo que este hecho limtia la variedad y quién vende aquí. Intentamos focalizarnos principalmente en lo básico que necesitarías para cocinar en casa -harinas al granel, fruta, frutos secos, azúcar, sal, leche, huevos, etc-, y cuanta más fruta y productos frescos podemos, locales y orgánicos, y a buen precio. Estas son las cosas que por su calidad, la mayor parte de las tiendas del barrio no pueden vender, o simplemente, eligen no vender.

¿Cuántos grupos de trabajo tenéis? ¿Cuántas horas trabajan cada mes?
Trabajamos de modo muy parecido a la PSFC pero a más pequeña escala. Por lo que tenemos grupos como el de Finanzas, Compras, Cajeros cuando la tienda está abierta, Mantenimiento, Comunicación, Almacenaje, etc. Trabajan todos la misma cantidad de horas (2,75) que en la PSFC y con el mismo ciclo semanal, de tal modo que podamos transformar los turnos en turnos de la PSFC, para los miembros que son socios de las dos cooperativas.

¿Existe la posibilidad de almacenar tiempo con anticipación para aquellos que puedan hacerlo?

¿Cuál es el turno más popular en la Lefferts Food Coop?
Compras: tenemos mucha gente en este turno porque es el más divertido. Tienes que llevar el registro y comprobar qué gente entra y sale para trabajar cuando la tienda está abierta. Es el grupo más grande.

¿Hay muchas diferencias de nacionalidad, cultural y de nivel socio-cultural entre los socios?
Solían haberlas…pero el proyecto está acogiendo cada vez más gente blanca y joven y menos familias. Creo que es el motivo por el que el barrio está cambiando. Los alquileres están subiendo y ello está empujando a marcharse a mucha gente de color y residentes de largo plazo. Del mismo modo, cuando gente nueva se traslada al barrio, están mucho más abiertos a descubrir qué hay en el barrio que no conocían y por ello entran a preguntar al cabo de poco. Hay mucha gente alrededor de los 30 años, tal vez porque las familias que tienen niños y trabajan tienen que hacer malabarismos, y no pueden adquirir el compromiso de formar parte de una cooperativa. En cambio, los pequeños grupos de consumo, los CSA, tienen más familias porque desean también comprar buena comida, pero tienen menos trabajo (dos turnos, alrededor de 4 horas, para una estación de 28 semanas)

¿Es necesario el mismo nivel de involucración en todos los miembros que comienzan una Food Coop? ¿Cuán grande debe ser un grupo fundacional de una nueva cooperativa?
Debería haber un núcleo sólido de 10 personas o más como miembros fundadores. Recomendaría al menos 200 o 300 socios para abrir una tienda. Pensemos que alrededor de un 25-30% de los miembros compran en cada día que se abre, por lo que necesitas saber qué cantidad de miembros trabajadores son imprescindibles para cubrir ese número. Nosotros abrimos sólo dos días por semana. Para llevar a cabo un ciclo de turnos donde todo el mundo trabaja cada 4 semanas, necesitamos 20 personas para estar abiertos de 11 a 6 y 12 para abrir de 4 a 8:30. Y además se necesita también algún trabajador remunerado un mínimo de horas y días porque hay mucho trabajo administrativo para comprar, poner precios y llevar las finanzas. Cuantas más cosas se venden, más gente necesitas para los trabajos de gestión.

Durante estos días se están abriendo muchas nuevas Food Coops en Europa, en países como España, Francia o Italia. ¿Qué recomendarías a la gente que se encuentra en el proceso de comenzar una nueva cooperativa o intentando decidir si dar el paso de abrirla?
Ser paciente y estar comprometido con un proceso extenso. Lleva muchísimo trabajo de mucha gente dedicada a él a largo plazo. Este proceso se realiza de modo mucho más lento en una cooperativa, especialmente en una basada en el voluntariado, porque la gente está intentando llevarla adelante al mismo tiempo que tienen que ganarse la vida por otro lado. Puede parecer un proceso muy burocrático pero en realidad estamos hablando de un proceso democrático. Se requiere mucho proceso de liderazgo también, para que las personas se activen cuando es necesario, no sólo en un momento puntual. Por ejemplo, si hay algo en el suelo que alguien tiró, no es el trabajo de otra persona, lo es de todos. Moverse juntos hacia lo que es necesario, en un fluir de liderazgo compartido, es un verdadero trabajo de equipo. Esto es un reto en los EEUU porque el liderazgo y la autonomía no son aptitudes que hayan sido enseñadas o apoyadas en la gente. Por ello, mucha gente espera que alguien les diga qué tienen que hacer en lugar de dedicarse ellos mismos a investigar las cosas que necesitan ser realizadas en el grupo y preocuparse porque se lleven a cabo.

¡Mil gracias Karen! Estoy segura de que tu visión y experiencia puede ser de gran utilidad a muchas personas más de las que ya estás ayudando en tu barrio. 

Links relacionados

Sobre la Park Slope Food Coop

Entrevista a Tom Boothe, autor del documental sobre la Food Coop

Food Coop: el secreto del proyecto



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!