Candiles: historia y opciones DIY

Candiles: historia y opciones DIY

La palabra “Candil” nos remite al concepto de candela o vela, pero también a una festividad que se celebra en febrero, la Fiesta de la Candelaria.

En este post te cuento los orígenes de esta fiesta, de dónde procede la tradición del uso de los candiles o lámparas de aceite, y opciones para realizarlos de manera casera.

¡Buena lectura!

La Fiesta de la Candelaria

La Candelaria o fiesta de la Luz, es una fiesta celebrada por los católicos el 2 de febrero, en la que se celebra la presentación de Jesús en el Templo, y después de la purificación de María después del parto. Esta purificación en la tradición judía correspondia con los cuarenta días después del parto (es decir la cuarentena), realizando un ritual en el que se presentaba al bebé ante los representantes religiosos y a la vez se ofrecia una oferta y bendición de velas.

Esta fiesta tiene lugar 40 días después de Navidad, y quienes siguen la tradición dicen que no se puede quitar el Belén hasta esta fecha.

A nivel histórico le atribuyen varios orígenes, una de ellas en Roma, durante las Parentalia, una fiesta dedicada a las almas de los difuntos, que incluía una procesión con velas.

Dentro del Cristianismo, se considera una de las tradiciones dedicadas a la Virgen más antiguas. El significado que se le atribuye a la Fiesta es que Cristo, la Luz del mundo, que es presentado por su madre en el Templo, llega a la Tierra para iluminar, tal como lo hacen las velas o las candelas.

A llevar adelante esta tradición en muchos casos eran las mujeres que habían sido madres recientemente, quienes llevaban las velas y, siendo éstas bendecidas, se les otorgaban habilidades protectoras.

Es una fiesta muy sentida en las islas Canarias, pues la Candelaria es la patrona del archipiélago, que se celebra habitualmente el 15 de agosto.

Fiestas de Candelaria. Webtenerife.it

La Candelaria y el ciclo anual

La Candelaria representa también la mitad entre el equinocio de Invierno y el de Primavera, un momento en el cual comenzamos a percibir cómo se van alargando las jornadas.

El tránsito del invierno a la primavera puede ser vivido desde nuestra vivencia humana como un renacer, una conexión con nuevos ciclos que comienzan y con una energía renovada, que nos llega con el despertar del mundo natural.

Pero para poder comenzar nuevos ciclos, es necesario también dejar atrás aquello que no necesitamos. Y para ello, la naturaleza se presenta con sus dones como nuestra aliada.

La idea de purificación tiene también relación con aquello que ocurre en nosotros y que se refleja en la naturaleza. En esta época del año es posible comenzar a recoger, en algunos lugares del planeta, las típicas hierbas primaverales de acción depurativa, (especialmente el hígado después de la dieta invernal) como Diente de león, Achicoria, Ortiga y Llantén.

Aprovecho este post para seguir explorando algunas alternativas de iluminación curiosas de bajo impacto que además en este caso tienen una base histórica y simbólica que seguro os gustará.

Si buscas otras ideas sostenibles de iluminación DIY, puedes consultar también este post sobre reciclaje de velas.

Alternativas a las velas químicas: lámparas de aceite o candiles

Uno de los descubrimientos maravillosos que encontré en la tienda religiosa de la que ya os hablé en el post sobre velas recicladas fueron estos pequeños elementos flotantes de corcho, bambú y mecha que se venden en cajitas de un euro y que pueden usarse para realizar candiles de aceite en casa.

Como veis en la fotografía podéis ponerlos sobre una base de aceite casero dentro de un bote de cristal reciclado o recipiente similar, siempre cuidando de no dejarlo solo ni cerca de materiales inflamables (el recipiente de cristal se calienta) y ventilar la habitación (los aceites quemados obviamente generan humo).

Os cuento un poco de dónde viene la tradición del candil:

El candil es esencialmente una lámpara de aceite, que se usó desde el siglo X, hasta la invención de otros tipos de lámpara en el siglo XVIII, que precedieron a la invención de la electricidad.

Se fabricaban con diferentes materiales como arcilla, oro, bronce, plata, oro, piedra, cobre y hojalata.

Históricamente el combustible de los candiles en occidente fue el aceite de oliva, aunque se usaron otros aceites como el de pescado o de nueces. Los egipcios se sabe que usaron en cambio aceite de ricino, y en la India, lo que tenían a disposición: sésamo, cacahuete y mostaza.

También se usó como carburante otros materiales como el carburo de calcio y el agua, y actualmente en algunas tiendas de candiles se vende la parafina líquida pura al 98%, que no es extremadamente saludable, aunque si es pura está aprobada por certificación europea. Es importante considerar que puede encontrarse en diferentes cualidades, algunas de las cuales, según sus fabricantes, no emiten compuestos al aire, pues no tienen olor ni generan humo. De todos modos, las usaría con la conveniente ventilación.

Aunque la parafina líquida pura es distinta de la de calidades bajas, si tenéis niños, es importante tenerla muy escondida o mejor usar para los candiles los aceites naturales, pues es nociva por ingestión accidental.

Por otro lado, como material usado dentro de cosmética, os aconsejo evitarla totalmente, tal como os conté en el post de perfumes caseros y cosmética natural.

Cómo realizar un candil de terracotta o arcilla

En este caso podéis ver un sencillísimo candil realizado con arcilla de secado rápido, elaborado usando como molde la forma de un bol de cocina, algo que podéis hacer de manera muy sencilla incluso sin grandes habilidades de modelado.

Lo ideal para que no se impregnen las paredes de aceite es realizarla con cerámica cocida y barnizada para que no filtre. Si tenéis la oportunidad de acceder a algún artesano, es lo ideal.

Si no disponéis de esta posibilidad, podéis hacer una forma parecida, y usarla como contenedor para un envase de otro tipo, y así embellecer su aspecto.

Al bol podéis añadirle después una mecha pensada para candiles como la que veis en la fotografía.

El tamaño habitual de un candil de terracotta podría ser de 7-10 cm de largo y 3 cm de profundidad, con las paredes de un grosor de alrededor de 0,5 cm. Pero podéis hacer vuestras pruebas, siempre con una base no combustible, vigilado, y alejando el candil de fuentes infamables.

En este caso ha sido llenada de parafina líquida pura al 98% libre de compuestos volátiles, la cual no llega a temperaturas elevadas como el aceite de oliva.

Podéis aprovechar algún recipiente antiguo de metal, y realizar una tapa como esta, y comprar una mecha. O bien usar la opción de las pequeñas mechas flotantes con los envases de cristal que os he compartido. Si tenéis muchísima suerte tal vez encontraréis en alguna tienda de antigüedades o rastro, algún candil antiguo como este.

También podéis comprar candiles realizados en nuestro tiempo, en sencillas versiones contemporáneas con materiales no contaminantes como el metal, cristal, o la porcelana, y llenarlos de aceites vegetales, en alternativa a la compra contínua de velas sintéticas. En Italia pueden encontrarse en tiendas religiosas (también online) con variedad de producto, igual que las mechas para los candiles o para la realización de velas. Os va a parecer que viajáis a épocas pasadas, pues algunas se parecen incluso a la famosa lámpara de Aladín.

web myriamartesacra

Espero que os haya gustado este artículo, y recuerda subscribirte al blog y compartirlo si crees que puede ser interesante para otras personas.

Si deseas formar parte de una comunidad donde trabajar a la vez temas artísticos y de crecimiento personal, ahora puedes unirte al “Atelier Ser Creatividad”. Tienes toda la información aquí:

Atelier”Ser Creatividad” – EBECA

SOBRE LA AUTORA

Maria Folch

Artista, educadora artística y asesora educativa formada en Crianza Positiva y Pedagogía Waldorf. Terapeuta de Flores de Bach y Reiki.  Divulgadora a través de este blog. Vive y trabaja en Reggio Emilia, Italia. 

Más información de mis servicios en: www.mariafolch.com/talleres



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

Accede gratis a este video al dejar tus datos

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!