Materiales multifuncionales, creativos y sostenibles en el 0-7

Materiales multifuncionales, creativos y sostenibles en el 0-7

¿Qué es un juguete y un material de juego? ¿Qué materiales fomentan la imaginación en el niño y cuáles no? Llevo tiempo observando el juego de los niños en espacios educativos, parques y entornos familiares sobretodo durante el primer septenio de vida y he llegado a la conclusión de que los niños juegan y se entretienen con materiales de lo más variados. Lo más interesante, sin embargo, es el uso tan distinto que le dan distintos niños, incluso de la misma edad, a un mismo material.

Hoy quisiera dedicar un espacio a los materiales que permiten un papel activo en el niño, y no un juego dirigido o  que se limite a situarse como mero observador.

Buscando un poco de información sobre este tema, podemos ver que a los juguetes o materiales que pueden ofrecer al niño más de una posibilidad de juego se les llama no estructurados, open-ended, o multifuncionales.

En ocasiones estos materiales podrán ser juguetes manufacturados creados con el fin de que puedan ser modificados con facilidad, otras veces hablamos de cosas que tenemos todos en casa y que usamos en nuestra vida cotidiana, como en el caso de esta tienda de campaña que unos niños han improvisado con paraguas.

Hay algunos juguetes que hacen la función de elementos abiertos, con los que se pueden crear distintas soluciones, como las piezas Kapla, o elementos estructurales como los arcoris de manera que venden en la empresa Grimm’s. Estos materiales de construcción tienen la característica de no representar nada específicamente, por lo que serían un buen ejemplo de juguetes abiertos. Existen muchísimos más en el mercado, lo importante es que tengan la característica de funcionar como elemento de juego  abierto.

 

 

Podemos hablar también de materiales abiertos cuando ofrecemos a los niños objetos tan sencillos como elementos reciclados, domésticos o naturales. Con estos materiales los niños jugarán sin necesidad de que se les de unas instrucciones de uso, y emprenderán de manera espontánea su propia exploración sensorial, juego simbólico o proyecto, según la edad que tengan.

Al no tener una solución única podrán jugar sin límite de tiempo, sin que haya un resultado correcto y uno equivocado, ayudándoles a establecer una relación de aceptación hacia sus propias creaciones. El niño del primer septenio disfruta haciendo cosas, del proceso y no está pendiente del resultado, sobretodo en los primeros años.

Asi pues, los niños pueden jugar incluso con objetos que no han sido creados con la intención de que sean juguetes, pero que cubren igualmente las necesidades de los niños manipulativas, sensoriales y de juego.

 

 

¿De qué materiales estamos hablando?

He aquí algunos ejemplos:

  • Telas o cuerdas para jugar de distintas medidas o formas
  • Elementos domésticos: sillas, mesas, cestos, pinzas, etc.
  • Cajas de cartón de distintas medidas
  • Pequeños trozos de madera con formas naturales o elementos de construcción
  • Elementos naturales: piñas, piedras, conchas, ramas, arena, agua, plumas, etc.
  • Pequeños platos, vasos o elementos que puedan funcionar como contenedores
  • Elementos de reciclaje como rollos de papel de wc, tetrabriks, cadenas de metal, tubos de plástico, piezas de cristal o cerámica pequeñas, etc.

 

Para los niños que comiencen ya con el juego simbólico es posible acompañar estos materiales con sencillas figuras sencillas de animales o personas para integrar dentro de sus creaciones.

 

 

¿De qué materiales NO estamos hablando?

Algunos ejemplos que NO son materiales abiertos son los puzzles con una sola solución, los disfraces muy descriptivos (que serían la antítesis del juego con telas), los juegos con pilas que se mueven solos, o los juegos que sirven para una sola cosa (por ejemplo, un parking de coches). Lo cual no quiere decir que alguno de estos materiales de manera puntual pueda tener su función, pero casi todos pueden ser sustituidos por los materiales abiertos, que son capaces de ofrecer al niño la posibilidad de que el juego cobre un matiz distinto en cada ocasión y le permitirá ser mucho más activo en el proceso creativo.

¿Qué acciones realizarán con estos materiales?

El tipo de acciones cambiará según la edad, pero una característica común del juego con estos materiales es que aprenden procesos, ensayan, prueban, experimentan sin miedo, aumenta su autoestima, y desarrolla habilidades de tan distinta índole como la psicomotricidad fina o las habilidades sociales.

Los más pequeños

 

Son muchísimas las acciones que pueden realizar los niños en su juego espontáneo: transportar, mezclar, apilar, encajar, alinear, construir, destruir, combinar, ordenar, etc. Las acciones cambian según la edad del niño, así como la eficacia con la que las realizan o la complejidad de las mismas.

 

 

Los más mayores

 

Por ejemplo, con estos elementos podrán, desde el momento en el que aparece el juego simbólico en el niño:

  • Montar una estructura para meterse dentro que represente una casa, tienda de campaña, castillo, etc.
  • Crear estructuras urbanas en pequeño (ciudades, feudos medievales, etc)
  • Jugar a imitar las actividades cotidianas o profesiones cercanas
  • Realizar formas, dibujos o construcciones
  • Representar la historia de un cuento que  hayan leído o escuchado antes

 

 

¿Cómo se pueden presentar estos materiales a los niños?

Se pueden mezclar de modo distinto, haciendo selecciones de varios materiales cada vez, y cambiando solamente algunos.

Es posible también cambiar el modo en el que se presentan: su ubicación, según la edad y espacio. Pueden presentarse sobre alfombras, bandejas, mesas, cajas, cubos, u otras estructuras de alturas y dimensiones distintas.

La cantidad de materiales que ofrezcamos irá en proporción a la cantidad de niños, pues no es lo mismo preparar materiales para una familia que para una escuela, pero como regla general conviene recordar que es importante no caer en el exceso.

En general es importante considerar que el espacio vacío es un material de juego en sí mismo, pues permite crear en el espacio, sea en el suelo, o encima de una alfombra.

¿Cómo acompañar el juego con estos materiales?

El primer acompañamiento que el niño necesita del adulto es la preparación del espacio y del material. El adulto puede seleccionar con cariño los materiales de más calidad y belleza estética. Para que el juego espontáneo y el aprendizaje que deriva de él pueda surgir de manera espontánea, es interesante que el adulto ejerza el rol de «ayudante», es decir, que apoye emocional y logísticamente al niño en la búsqueda de materiales para su idea o acompañar su juego.

A través de la preparación previa de los materiales también podemos acompañar el juego. A veces un pequeño cambio, una disposición distinta de los materiales en el espacio facilita que surja una idea en el niño, aunque lo mejor siempre es no tener expectativas concretas sobre el resultado u objetivo durante estos años. (Lo cual no excluye el tener muy claros los limites de lo que pensamos se puede permitir en ese espacio o con respecto a otras personas).

El adulto puede acompañar física y emocionalmente el juego con tres modalidades: una presencia silenciosa y atenta, con una participación más activa pero siempre que permita que el niño pueda explorar por sí mismo, o realizando otra actividad cerca del niño que no tenga que ver con él (una actividad doméstica, por ejemplo, ayuda a que el niño sienta cerca al adulto aunque no participe en el juego).

Un exceso de directividad por parte del adulto puede provocar que el niño deje de tener interés en los materiales. Hay muchos otros momentos en los que el adulto dirige, como es lógico, la vida del niño, pero en el juego de esta edad especialmente está bien que pueda tener su espacio, pues de ello depende una buena parte de su aprendizaje durante la infancia.

¡Dejemos que nos sorprendan con sus originales ideas!

 

 

Algunas precauciones de seguridad

Es importantísimo recordar que sobretodo con los materiales que no son juguetes, es decir, que ofrecemos como elemento de juego pero que proceden de la naturaleza o son reciclados, hay tener en cuenta siempre la seguridad.

Es necesario estar muy atentos con los materiales excesivamente puntiagudos o que puedan ser ingeridos, por el riesgo de atragantamiento.

Menos es más

Si como hemos visto, es importante que los materiales sean lo más abiertos posible para que los niños hagan muchas cosas con ellos, hay que aplicar el mismo concepto a la cantidad de objetos que se les ofrece. Por ello, será igualmente interesante no llenar demasiado el espacio ni dar demasiada cantidad de materiales a los niños para que puedan experimentar con ellos, y concentrarse al máximo.

En este artículo sobre la importancia del vacío y el orden en los espacios infantiles, podéis leer algunos motivos por los que es importante incluso para niños más mayores, mantener siempre un orden y no llenar los espacios excesivamente.

Reduciendo el impacto ecológico del juego de los niños

Por último, es importante recordar que los beneficios de usar este tipo de materiales no recaen solamente en el niño y en la calidad de su juego. Hay que recordar otra gran ventaja que ofrecen: el impacto ecológico de los materiales naturales y reciclados es prácticamente cero. Por ello éste es un aspecto muy importante también a la hora de elegir los materiales de juego que se ofrecen a los niños.

Y además el coste para la economía también es cero, algo muy importante para muchas familias y espacios educativos. ¿Qué más podemos pedir?

¡Espero que te haya sido de utilidad!

 

Otros artículos que te pueden interesar

Pasta de sal 

Fiestas de cumpleaños sostenibles 

Jugar con cajas de cartón 

Jugar con el hielo 

 

Próximo taller para educadores de infantil en Reggio Emilia, Italia

 

 

Posibilidad de contratar servicios para grupos o individuales, presenciales u on-line.

Contacto: maria@mariafolch.com

Más información en Facebook e Instagram: Maria Folch , mariafolchart y en la web www.mariafolch.com

 

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares

¡Gracias por pasar por Ebeca! Deja tus datos si no te quieres perder ningún artículo. Estarás al día de todos los nuevos posts, cursos presenciales, ofertas especiales y otras noticias de tu interés. Prometo enviar pocas comunicaciones y no enviar spam.

* requerido
Consentimiento

You have Successfully Subscribed!